El mall está hecho

April 14, 2012 in Opinión

Hace algunos meses se viene discutiendo en redes sociales y medios de comunicación sobre el impacto que generarán ciertas obras en distintas ciudades de Chile.

Airadas reacciones se produjeron al conocerse fotografías del centro comercial Mall Paseo Castro, que actualmente Pasmar S.A. está construyendo en Chiloé, debido a que la edificación cambiará para siempre el paisaje urbano de Castro. Nota aparte merecen las irregularidades que se habrían cometido al construir una superficie mayor a la autorizada por la Dirección de Obras Municipales.

Mucho se ha escrito también sobre la torre Costanera Center y el caos vial que se producirá una vez que se inaugure la primera etapa del proyecto, en una zona que ya se satura de vehículos motorizados varias veces al día.

Llama la atención que estas discusiones se inicien cuando las obras están tan avanzadas. El Mall Paseo Castro comenzó a construirse el año 2010, mientras que el Costanera Center inició obras el año 2006. Además, hay que considerar que proyectos como estos, de gran envergadura, requieren muchos meses de planificación antes de empezar su edificación. A los proyectos de arquitectura y especialidades que deben desarrollarse hay que sumar la adquisición de terrenos, la definición de presupuestos y la realización de estudios, como por ejemplo el de mecánica de suelos. Todas estas tareas requieren meses o años de trabajo, que se suman a largos períodos de construcción.

Por esta razón, las reacciones a los impactos de estas obras parecen tardías y demuestran que nuestros sistemas para informar e involucrar a la ciudadanía en el desarrollo urbano son poco efectivos. En ambos casos (y quizás en cuántos más), se perdieron años en los que se podría haber comunicado la intención de ejecutar estos proyectos. Con más información se podrían haber generado interesantes conversaciones sobre lo que los habitantes quieren para su ciudad. Además, habría permitido poner en evidencia que nuestros instrumentos de planificación territorial están siendo insuficientes y fiscalizar mejor en el caso de que surjan irregularidades. Pero la discusión masiva ha comenzado cuando las obras están muy avanzadas o casi listas, el mall ya está hecho.

Cierre de vías públicas y discriminación

January 23, 2012 in Opinión

En las últimas semanas, fue revelado el trato discriminatorio que reciben asesoras del hogar y otros trabajadores en algunos condominios y un club en Chicureo. La prohibición de ingresar a ciertos lugares o restricciones para circular en las vías interiores se destacaron entre las exigencias impuestas por la administración de estos recintos.

En los condominios, los copropietarios  se acogen a una ley y a un reglamento para regular su convivencia. Evidentemente, dentro del condominio deben respetarse además el resto de las leyes que nos rigen. Aún cuando las medidas antes mencionadas se aplicaron en recintos privados, fueron consideradas inaceptables por la opinión pública. Una de las conclusiones a las que se puede llegar a partir de casos como el del Condominio El Algarrobal 2, es que urge tener una ley antidiscriminación en el país.

También se generó una polémica cuando a los hinchas de Colo Colo no se les permitió circular por las calles aledañas al Estadio San Carlos de Apoquindo en  octubre de 2011, el día que su equipo  disputaría un partido con la Universidad Católica.

Casos como estos nos duelen y avergüenzan, porque en pos de mantener el orden o la seguridad, se han aplicado medidas basadas en prejuicios, discriminación y desconfianza. Read the rest of this entry →